¿Vas a elegir una almohada? El a-b-c para tu elección

Por: Vivenda Fecha: 30-Ene-2020

Compartir en:

La  renovación y compra de una almohada es un tema para el cual deberíamos estar informados, en especial hoy día que existen tantas opciones en el mercado que es muy fácil perderse entre todas ellas.

Sabemos que resulta difícil tener claridad sobre cuáles son las características que convierten a una almohada en una buena para ti, pues tu descanso es único, y por ello tu almohada también debería de serlo.

Tu almohada, en conjunto con una serie de decisiones y hábitos a la hora de ir a la cama, te harán disfrutar de un sueño de calidad y el descanso reparador que necesitas a diario.  Para lograrlo aquí te brindamos información relevante y práctica sobre las características de la mejor almohada para ti.

¿Has reparado en qué tan importante es tu  almohada?

No solemos dar la importancia que merece a la almohada; invertimos poco en la compra de una, le damos poco o incluso no le damos mantenimiento; no estamos informados sobre las características de ellas y ni hablemos de cuando llega el momento de sustituir a la actual por una nueva. Cuando tenemos una que ya no está en buen estado, parece que nos aferramos a ella.

La almohada es tan importante en nuestra vida cotidiana  (y no lo vemos) que hay datos que indican que solo después del teléfono celular, la almohada es el objeto con el que más tiempo pasamos.

No reparar en su importancia, no solo repercute en nuestra calidad de sueño, sino en nuestra calidad de vida. Hay consecuencias que van desde el bajo desempeño, la poca concentración y hasta problemas cervicales por las malas posturas con el paso del tiempo.

>> ¿Por qué dormir en una almohada de plumas te hará feliz? <<

¿Cuál es el papel de tu almohada en tu descanso?

Para dormir bien es imprescindible hacerlo con la posición correcta, para ello, necesitas que tu almohada sea la adecuada, buscando que sea una que se  adapte a la forma de tu cabeza y hombros, esto te ayudará a conseguir una correcta alineación del cuello y la columna, básicamente la posición natural del cuerpo, sin tensiones en el cuello, ni hundimiento de la cabeza o posiciones forzadas.

El abc

a) Composición

Es importante que conozcas de qué está hecha tu almohada de manera interna, en su relleno;  y de manera externa, en la tela que recubre la almohada.

La calidad de los materiales y los aportes tecnológicos son la base para una buena elección.  Busca las de tacto suave, transpirables, confortables, maleables  y termoaislantes.

Por ejemplo, las almohadas hechas a base de espumas y las viscoelásticas aportan algunos grados extra de temperatura, lo cual puede provocarte calor, la causa más frecuente de interrupción del sueño.

Naturalmente deberías estar buscando almohadas con fundas hechas a base de algodón, siendo el material ideal para ser utilizado en prendas de cama, es la fibra natural por excelencia.

>> 3 razones para elegir una almohada de plumas <<

b) Ergonomía

Los materiales que conforman tu almohada se deben adaptar a tu cuerpo y a tu estilo de dormir, incluso a la talla de tu cuerpo.

Hay almohadas de gran altura, de altura media y muy bajas. ¿Cuál es la que deberías elegir? ¿Te ha pasado que tienes que quitarte tu almohada a mitad de noche? O incluso utilizas tu brazo para dar más altura a la que actualmente usas, esto es porque no estás ocupando la de tu talla.

Si una almohada está muy hundida, es muy baja, demasiado alta, tiene poco o exceso de relleno, puede acarrear serios problemas para la salud. Por ejemplo, los materiales con alto grado de  adaptabilidad te permitirán  acomodar el relleno a tu gusto.

c) Mantenimiento

De entrada, opta por rellenos  y telas que te aporten una larga vida útil.

Hay tantas versiones acerca del mantenimiento y/o lavado  ideal para una almohada, por ejemplo, hay quienes prometen productos sencillos de lavar y no es mentira que en muchos casos esto haya resultado en una gran desilusión.

Que una almohada  sea lavable es muy importante, basta con lavarla un par de veces al año y agregar a tus hábitos ciertas prácticas como aspirarla, o bien adquirir una funda especializada que garantiza su protección y durabilidad. Este protector debe lavarse como mínimo cada dos meses.

>> Conoce más sobre la importancia de la funda de almohada <<

El exceso de lavados provocará que se estropee fácilmente y que la calidad y propiedades  de sus rellenos no duren el mayor tiempo posible. A la hora de escoger almohada fíjate bien en sus características de lavado, materiales y composición.

En Vivenda contamos con un gran catálogo de almohadas que nos permite ofrecerte un modelo ideal para ti. Además, nuestras almohadas de pluma y plumón de ganso llegan a tener un tiempo de vida oscilando en los 15 años.

Topics: Ropa de cama

Entradas relacionadas