Vivenda cambiar ropa de cama almohadas plumas

¿Cada cuánto tiempo conviene cambiar tu ropa de cama?

Por: Vivenda Fecha: 13/09/19 11:04
Vivenda
Find me on:

Conservar tu cama limpia es muy relevante para tu descanso diario ya que, además de ser un tema de higiene básico, es un hábito que influye de manera muy importante en tu  salud… ¡y también en tu belleza!

Y es que toda la suciedad que se va acumulando en tu ropa de cama es una situación que puede llegar a perturbar o disminuir la calidad de tu descanso, y afectar tu bienestar.

Pero, ¿sabes cada cuánto tiempo deberías de estar cambiando/lavando tu ropa de cama? Aquí tienes una primera respuesta: con mucha más frecuencia de la que te imaginas.

Lo que pasa diariamente con tu ropa de cama

Dormir con tu ropa de cama limpia influye de manera positiva en tu vida, ya que cubrirte con unas sábanas frescas y recién lavadas es probablemente uno de los momentos más placenteros cuando llega la hora de dormir.

Lo malo es que, tras una sola noche de uso, comienza la acumulación de bacterias, espinillas, ácaros, parásitos, hongos, células muertas, restos de maquillaje, sudor, etc.

Tus sábanas y la funda de tu almohada son las principales receptoras de estos desechos por su contacto directo con el cuerpo, pero esto también ocurre en tu almohada, edredón y ropa de cama en general. 

Sin embargo, los hábitos de limpieza actuales de la ropa de cama son preocupantes. Algunos datos arrojan que un alto número de personas cambia sus prendas de dormir en intervalos de tiempo mayores a 15 días o hasta de un mes. ¿Puedes imaginarte la cantidad de microorganismos que existen en una cama así?

<< Aprende a mantener buenos hábitos para la higiene de tu cama >>

Así, la falta de higiene eventualmente podría causarte alguna alergia, un problema respiratorio u otro tipo de reacción perjudicial para tu salud.

Cómo debería ser tu rutina de limpieza

Piensa que tu ropa de cama no es muy distinta a la ropa que usas a diario. Por ello, deberías tratar de replicar esta frecuencia de lavado en tus hábitos de descanso: 

  • Sábanas 

Es fundamental que laves tus sábanas o que realices el cambio de las mismas una vez por semana. Además, esta periodicidad favorece que se conserven en un mejor estado, ya que las grasas del cuerpo son más difíciles de quitar una vez que manchan las prendas. 

  • Fundas de almohada 

Esta prenda requiere un lavado más frecuente porque tiene repercusión directa en el estado de la piel de tu rostro y en tu cabello. Por eso, deberías considerar lavarla como mínimo 2 veces por semana. 

Esto es aún más relevante si estuviste enferma o si eres del tipo de persona que transpira mucho pues, bajo estas condiciones, la acumulación de microorganismos es mucho mayor. 

  • Rellenos de almohadas de pluma y plumón (y edredones) 

El cuidado y mantenimiento de tus rellenos –particularmente en edredones y almohadas de plumas o de plumón de ganso– comienza desde el uso de protectores, que actúan como una capa repelente de fluidos y polvo muy efectiva. 

Así, un aspirado mensual será suficiente para extraer hasta el 95% de la suciedad acumulada. Posteriormente, es recomendable realizar un lavado en seco profesional de manera semestral, así garantizas que el estado y vida útil de estas prendas sean lo más adecuados para tu confort. 

Asesórate con los expertos para el cuidado de tu ropa de cama, en Vivenda. Nuestros especialistas del descanso te ayudarán a conocer cuál es el mejor cuidado y mantenimiento para tus sábanas, almohadas de plumas y edredones de pluma y plumón. 

Nuevo llamado a la acción

Topics: Ropa de cama

Entradas relacionadas

CONOCE MÁS SOBRE LA EXPERIENCIA DEL DESCANSO

Información de ropa de cama estilo hotel boutique

ENTRADAS RECIENTES