¿Cómo cuidar tu ropa de cama?, asegúrate de leer las etiquetas de lavado.

Por: Vivenda Fecha: 24-May-2021

Compartir en:

El cuidado de nuestra ropa de cama es una acción que repercute directamente en nuestro bienestar, pues diariamente vamos a dormir a la cama.

El contacto suave de tu piel con tus sábanas, cómo luce tendido tu duvet o tus almohadas  y cuánto tiempo es que te duran todos estos productos en buen estado, son situaciones desencadenadas a partir de tomar buenas decisiones en cuanto a la selección, almacenamiento y mantenimiento (lavado) adecuado de tu ropa de cama. Muchas veces dejamos de usar una prenda porque el tejido está desgastado, se ha decolorado, tiene agujeros o manchas que no se quitan…etc.

La buena noticia es que éste desgaste prematuro se puede evitar o en su caso retrasarlo lo más posible. Contar con prendas impecables que acompañen nuestras noches de descanso es muy posible, solo deberás seguir una serie de cuidados básicos para garantizarte noches de confort absoluto, aquí te decimos cómo.

¿Qué significan los íconos en la etiqueta de nuestras prendas textiles?

Aprender a leer la etiqueta es más simple de lo que parece, estos íconos empleados para la representación de cuidado de textiles van en relación al lavado, secado, planchado y hasta el tipo de detergentes que se recomienda usar, no debemos pasar por alto las instrucciones ya que son las que nos ayudarán a mantener la prenda en mejor estado durante más tiempo.

Reconoce los íconos en las etiquetas, son 5 los íconos principales para el cuidado de prendas, te dejamos una explicación muy práctica de los más usuales:

*Para el lavado:

Es un símbolo que representa un balde lleno de agua, en este se específica la temperatura a usarse por medio de cifras o puntos. Si el balde de agua lleva líneas debajo, significa que el lavado es delicado.

*Para el uso de detergentes y/o blanqueadores:

Es un símbolo que se representa por medio de un triángulo y hace referencia al tipo de detergente a emplearse, o si está ‘permitido’ el uso de cloro.

*Para el secado:

Existen dos tipos de símbolos, el primero es un círculo dentro de un cuadrado que representa una secadora  y cómo debe usarse,  y el segundo es  un cuadrado únicamente que representa una ventana abierta en el caso de las prendas que requieren secado a mano.

El uso de secadoras es cada vez más común, no obstante, se debe tener mucho cuidado con ellas, ya que no todos los productos admiten su uso, las altas temperaturas desgastan mucho las fibras.

*Para el planchado:

Son símbolos representados por una plancha y básicamente nos indican si una prenda se puede o no planchar, así como la temperatura a la que se deberíamos hacerlo.

*Para el lavado profesional:

Son símbolos representados por un círculo y nos indican si prenda debe llevarse a un lugar especializado en lavado. Es decir, que necesitarás llevarla a una tintorería.

Y para tu ropa de cama, estos son los cuidados básicos que deberías tener: 

  1. Siempre, siempre, siempre revisa las etiquetas y apégate a las recomendaciones de los fabricantes. Muchas veces desconocemos los materiales de los que están confeccionadas las prendas y cada una de ellas requiere de un cuidado particular.
  1. Por lo regular, los ciclos de lavado en ropa de cama deben ser cortos, lo que más importa es la frecuencia con la que lavas tus prendas. Hay cierto tipo de manchas derivadas del uso prolongado de las prendas y que no hay manera de sacar con el lavado.

 

>>S.O.S-Tu cama te necesita más de lo que imaginas<<

  1. Pon atención, existen ciertos productos que se mantienen en mejor estado con poco lavado y con mucho aireado y/o aspirado, como es el caso de un edredón de plumón natural o una almohada de plumas, es este último caso, la recomendación es usar un protector para evitar el paso de sudoración al interior
  1. Siempre lava por separado las prendas de distinto tipo de tela y color. Evitarás que los tejidos se friccionen de más.
  1. No es necesario que utilices altas temperaturas para el lavado, en general 30º es suficiente, mucho calor es dañino para las fibras textiles, con el tiempo tienden a debilitarse y por eso aparecen los hoyos.
  1. Opta por el uso  de jabones neutros y suaves, evita usar cloro a como dé lugar.
  1. Si te es posible opta por el secado a mano, es decir, secar tendido, saca provecho de un planchado natural, solo trata de evitar que tus prendas reciban el sol de manera directa.
  1. Si necesitas usar secadora, evita altas temperaturas y ciclos prolongados, mejor usa temperaturas moderadas y en varios ciclos cortos. Enseguida termines de secar tus prendas aprovecha para alisar y doblar. Verás que se conservan en mejor estado.
  1. Cuando quites tu ropa de cama sucia, no la amontones y avientes echa bolas al bote de la ropa sucia, eso a largo plazo maltrata las fibras y repercute en la apariencia de tus prendas.
  1. Cuando vayas a guardar tus prendas, dóblalas correctamente y mételas en su empaque, así garantizarás que conserven su olor del lavado fresco y limpio,  y que estén libres de polvo del ambiente.

Cuidar tu ropa de cama es un excelente hábito para adoptar así garantizas contar con prendas que te acompañen por más tiempo y en muy buen estado, en Vivenda generamos prendas de fácil mantenimiento para que tus sábanas, almohadas y edredones estén perfectos a tu hora de ir a la cama.

Topics: Ropa de cama

Entradas relacionadas