Vivenda

Errores a evitar cuando laves sábanas de algodón egipcio

Por: Vivenda Fecha: 24/05/19 12:37
Vivenda
Find me on:

Termina tu jornada diaria: ya sea que hayas tenido un día tranquilo o uno muy agotador, cuando llega la noche, seguramente lo que quieres hacer –como todos– es ir a casa y descansar.   

Y no hay mejor manera de cerrar el día que entrar en una cama vestida con unas sábanas frescas, limpias y suaves. Y si son de algodón egipcio, ¡aún mejor!, pues con ellas puedes vivir la misma experiencia de descanso que en un hotel boutique.  

<< El secreto para elegir las sábanas más suaves >>   

Sin embargo, para que tus sábanas siempre estén en las mejores condiciones, es importante que les des los cuidados adecuados.  

Para ayudarte con estos cuidados, en este artículo te enlistamos los errores más comunes que se cometen a la hora del lavado, con el fin de que disfrutes de sábanas más suaves, limpias y que, además, ¡te duren más!   

  1. No cambiar las sábanas con la frecuencia necesaria  

Lo ideal es que cambies tus sábanas cada semana o máximo cada dos semanas. No cambiarlas con esta frecuencia es un gran error para tu higiene.  

Y es que, cuando duermes, tu cuerpo desecha una buena cantidad de células muertas, saliva y sudor. Con el tiempo, esto puede generar un sinfín de hongos y bacterias, lo que podría ser perjudicial para tu salud.  

  1. Lavar y mezclar tus sábanas con el resto de tu ropa  

Lavarlas por separado te ayudará a garantizar su limpieza, además de que el tejido se conservará mucho mejor ya que tus sábanas de algodón requieren un tipo de lavado personalizado.  

Otro error común es no consultar las recomendaciones de lavado, temperatura y tipo de detergente, que están especificadas en las etiquetas de tus sábanas. Lo más adecuado es usar un jabón suave y un ciclo de lavado delicado para alargar la vida útil de estas prendas.   

  1. Excesos de temperatura  

El algodón egipcio es una fibra natural que reacciona a la temperatura, ya sea en el momento del secado, lavado o planchado.  

En la secadora te aconsejamos hacerlo por periodos breves de tiempo y temperaturas bajas, al igual que para el lavado.   

Para el planchado usa una temperatura baja, o bien, saca las sábanas de la lavadora en cuanto terminen su ciclo, estíralas con cuidado y tiéndelas lo más rectas posible, evitando pliegues. Con este sencillo paso no será necesario que las planches.   

Tip adicional. Si eres de las que prefiere sábanas súper lisas, una vez que hayas tendido la cama puedes humedecer la prenda ligeramente por medio de un atomizador con agua. Eso hará que se le quiten las arrugas notablemente con unas simples palmaditas... ¡haz la prueba!

En Vivenda contamos con una excelente selección de telas de algodón para la confección de sábanas, almohadas de plumas y toda tu ropa de cama. Contacta a nuestros especialistas del descanso, quienes te ayudarán a conocer cuál es el mejor cuidado y mantenimiento para cada una de estas prendas.  

Contáctanos >

Topics: Ropa de cama

Entradas relacionadas

CONOCE MÁS SOBRE LA EXPERIENCIA DEL DESCANSO

Información de ropa de cama estilo hotel boutique

ENTRADAS RECIENTES