¡Hace mucho calor! prepara tu cama y logra un buen descanso.

Por: Vivenda Fecha: 29-Abr-2021

Compartir en:

Empieza el calor y eso se traduce en problemas para conciliar el sueño;  refresca tu cuerpo, tu habitación y cama de manera natural, es posible y muy necesario para mejorar tu descanso diario.

La regulación térmica es un factor significativo para lograr un buen descanso,  llegada la época de calor se complica mucho mantener un equilibrio, y por si fuera poco, cada vez hace más y más calor. Así que cuando la temperatura ambiental es muy alta nos es difícil conciliar el sueño y cuando al fin logramos dormir es probable que el descanso sea de muy mala calidad  y/o muy fragmentado.

La buena noticia es que dormir bien durante la época de calor sí es posible, existen una serie de factores a la mano que te permitirán sortear las noches incómodas de calor excesivo y de esa manera lograr el descanso reparador que tu cuerpo necesita, aquí te contamos cómo.

Adopta los hábitos del descanso para la época de calor:

  1. Ve a la cama estando fresca

Después de vivir un día acalorado, sudar y agotarte no dudes ni un momento en tomar una ducha, es ideal para cerrar el día y para antes de ir a la cama. Una ducha de agua tibia te ayudará a regular tu temperatura corporal además de aportarte una sensación de frescura y limpieza que naturalmente te hará sentir relajada e inducirá tu sueño.

>>Encontrar nuestro equilibrio a través de una ducha reparadora<<

  1. Cenas sanas y ligeras

Opta por cenas ligeras e hidratantes, evita cenar grasas y/o carnes que requieren de un proceso de digestión complejo, esas comilonas nocturnas  aumentan tu temperatura corporal. Asegúrate de cenar al menos 2 horas antes de ir a la cama, el tiempo suficiente para que tu cuerpo haga digestión correctamente.

>>Cena ligera, descanso asegurado<<

  1. El alcohol es tu gran enemigo

Un efecto secundario de beber alcohol y que sin duda afecta tu descanso, es el proceso de deshidratación continua, así que piénsatelo 2 veces antes de beber por la noche ya que muy seguramente va a interrumpir tu sueño.

  1. Mantén ventilada tu habitación

En la noche, antes de ir a la cama y que es cuando ya refrescó un poco el ambiente,  puedes ventilar  tu habitación, si es necesario utiliza un ventilador  mientras abres puertas y ventanas para hacer circular el aire y así reparar tu espacio de descanso. Durante el día se recomienda mantener cerradas tus persianas o cortinas, la ventilación se debe realizar principalmente por las mañanas o las noches.

5-    Hidrátate durante el día

Nuestro cuerpo cuenta con mecanismos naturales para mantener su temperatura equilibrada, el sudor es uno de ellos, es por ello que es tan importante beber agua, si te llegarás a encontrar poco hidratada te será difícil transpirar llevándote a la acumulación de calor en tu cuerpo que arruinará tu noche. Permanece adecuadamente hidratada a lo largo del día y bebe un poco menos agua hacía la noche. Puedes dejar una botellita de agua cerca de tu cama.

  1. Desconéctate de la tecnología

Un celular cargándose, una tablet conectada, una computadora encendida son fuente de calor, por ello diles adiós, lo recomendable es apagar todos los aparatos eléctricos.

Lo más importante: ¡prepara tu cama para el calor! 

Tápate con las sábanas correctas

No existe mejor receta de frescura para estas noches de calor que unas sábanas de algodón. Las sábanas de algodón, por su composición, tienen la capacidad de regular  tu temperatura corporal al tiempo que te permiten transpirar correctamente toda la noche.  

>>Las capas de tu cama: Las sábanas de algodón<<

Tu ropa de cama: versátil, ligera, suave y fresca

La ropa de cama importa mucho porque no necesariamente hay que dormir descubiertos cuando hace calor, sabemos que uno de los mayores placeres de dormir es hacerlo cubiertos y sentirnos protegidos. Lo importante es la correcta selección de ropa de cama, así que si estás por hacerte de algunas prendas elígelas de acuerdo a la versatilidad que te aportan, eso te hará contar con elementos que fácilmente se adapten a estos cambios de temperatura. Por ejemplo: hay mantas de algodón ligeras o coverlets de algodón que en época de calor puedes tender por completo en tu cama y que en época de frío son los complementos y acentos que se buscan; y otro ejemplo, es un duvet de algodón con un edredón de plumón natural que en conjunto son muy frescos y te ayudarán a disipar el calor pero en época de frío te mantendrán calientita.

>>Las capas de tu cama: Funda Duvet<<

Una cama fresca y limpia

Con tanto calor debes ser más estricta con la frecuencia del lavado y el mantenimiento que se le hace a la cama y ropa de cama. Tus sábanas, almohadas y todo lo que usas para tu descanso debe estar en buen estado, limpio, sin polvo, este mantenimiento correcto de tus prendas te ayudará a prolongar su vida útil y a la vez te llevará a gozar de descanso verdaderamente regenerador. Ventila y sacude tu cama y ropa de cama diariamente, este hábito además contribuirá al orden de tu habitación, haciendo más placentera la hora del descanso.

>>S.O.S-Tu cama te necesita más de lo que imaginas<<

En Vivenda, sabemos que durante la época de calor se complican las noches de descanso, pero también, conocemos cuáles son los materiales por excelencia para que esto no sea un problema mayor. Por ello contamos con  todas las prendas que mantendrán ventilada tu piel y perfectamente regulada tu temperatura corporal, permitiéndote conciliar el sueño.  Contacta a tu experto de descanso.

Topics: Ropa de cama

Entradas relacionadas