Mejorar tu descanso es mejorar en salud

Por: Vivenda Fecha: 21-May-2020

Compartir en:

La mayor parte de nuestra energía proviene después de una buena noche de descanso, tomando en cuenta esto y el hecho de que muchas veces experimentamos dificultades al dormir, definitivamente no son buenas noticias.

Si estas dificultades provienen de un día de estrés, de dormir poco, de una noche de calor o frío, o de una mala postura, por mencionar solo algunas causas, la cuestión es nunca normalizarlas. Identificar qué factores están interfiriendo con tu buen descanso es muy positivo ya que, siempre podremos trabajar en mejorar nuestro reparo diario; no olvidemos que invertir en descanso es invertir en salud.

Conoce estas realidades del descanso y mejora tus niveles de energía. 

  • 70% de los adultos duermen mal.

Parece mentira pero la gran mayoría de las personas adultas duermen mal, empezando por la pobre cantidad de horas que es destinada para hacerlo,  por supuesto es totalmente inapropiada (“por los ritmos de vida”) y se traduce en una mínima cantidad de energía para realizar las actividades diarias. También está la calidad del descanso, que pasa por ciertos hábitos que dejan mucho que desear, como cenas pesadas o comer en cama, poca higiene en dormitorio y la ropa de cama.

Establece un horario para ir a la cama y duerme de 7-9 horas diariamente,  trata de apegarte lo más posible a seguirlo. Cena ligero, adopta una dieta balanceada como estilo de vida y realiza actividad física con frecuencia. La alimentación, descanso y actividad física son los pilares del bienestar.

Dormir mal, un problema serio

  • Las buenas decisiones y la concentración provienen de un buen descanso, es decir, de la noche anterior.

Tener que dormir diariamente, así como pasar una tercera parte de nuestras vidas haciéndolo, debería dejarnos clara la importancia del descanso en nuestras vidas.  Siendo el proceso restaurador más importante, dormir bien es la clave para una mente sana; si el día de mañana debes de rendir para un examen, una presentación o alguna actividad que requiera trabajo intelectual, deberás haber descansado correctamente para tener un rendimiento óptimo.

Si dormimos bien podremos realizar adecuadamente cada una de las funciones físicas y psicológicas logrando un rendimiento pleno (parte de nuestro equilibrio). Si no dormimos lo suficiente o si no descansamos bien es muy probable que todo salga mal.

El descanso es la clave del éxito

  • La falta de sueño es acumulativa

Una noche de sueño intranquila requerirá de un par de días para ser reparada, durmiendo de más un fin de semana no logrará regularizar tu sistema, quizás tendrás una sensación de descanso al principio del día, pero conforme pasen las  horas tus reacciones serán más lentas.

Descansar bien es un hábito diario,  tu cuerpo se ajusta a este ritmo biológico con el tiempo.

  • Dormir poco hace que te dé más hambre

Al dormir producimos leptina,  la hormona encargada de regular el apetito y saciedad. Es por ello que el mal descanso está directamente vinculado al sobre peso y hasta a la obesidad.

Dormir poco = Menor leptina = mayor apetito.

  • Más del 50% de los adultos sufren incompatibilidad térmica con su pareja

Ahora bien, si dormir solo ya es un tema complejo, hacerlo en pareja lo es aún más, al tener una sensación térmica distinta (que dicho sea de paso es una situación bastante común ya que todos nuestros cuerpos funcionan diferente) se ocasiona la interrupción de tu sueño, no dormir de corrido es igual a una mala calidad de descanso.

Deberías considerar utilizar materiales que térmicamente, sean los adecuados para mantener la temperatura corporal de  ambos cuerpos en total equilibrio. Las fibras naturales son una buena opción para cumplir con esta función.

Tips prácticos para tener el mejor descanso de tu vida

El problema es normalizar un mal descanso cuando tenemos herramientas para mejorarlo y tener una mejor calidad de vida.  Identifica los factores que están perturbando el tuyo, pueden ir desde una mala almohada, dormir con una temperatura inapropiada, tener una mala postura, y hasta factores externos como lo son ruidos y/o luces que no sean favorables para tu descanso.

En Vivenda, somos cultura del descanso, con ropa de cama con tecnología, almohadas confortables, cubre-colchones que mejoran tu postura, edredones que regulan tu temperatura corporal ya sea que duermas individualmente  o en pareja, acércate a tu asesor de descanso.

Topics: Ropa de cama

Entradas relacionadas